Respuesta a la conapred

domingo, 2 de octubre de 2016


DLF Redacción

“Se condena el pecado de la homosexualidad como se condena el robo o el adulterio, pero, la Iglesia por eso no odia ni al ladrón ni al adúltero, sólo hacer ver el pecado"

EXPEDIENTE:CONAPRED
/DGAQR/777/16/DQ
NO. DE OFICIO: 5380
ASUNTO: SE RINDE INFORME


LICENCIADO ALBERTO JERÓNIMO LACORTE DIRECTOR DE QUEJAS
CONSEJO NACIONAL PARA PREVENIR LA DISCRIMINACIÓN PRESENTE.

I N F O R M E

El nueve de agosto de dos mil dieciséis se admitió en ese Consejo la queja del peticionado Ulises Jiménez Saavedra, la cual se le asignó el número de queja citado al rubro, en la misma se aportaron otras peticiones de diversas personas, quienes se inconforman por las manifestaciones realizadas por diversos ministros de culto y el suscrito.

Por escrito del quince de agosto del dos mil dieciséis, signado por Usted, me requiere informe particularmente sobre la inconformidad de JAIME LÓPEZ VELA, por las manifestaciones realizadas en una entrevista efectuada por el Semanario desde la Fe y reproducida en el sitio web www.24-horas.mx en relación a las reformas anunciadas por el Ejecutivo Federal respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo, las cuales consisten en: “Se condena el pecado de la homosexualidad como se condena el robo o el adulterio, pero, la Iglesia por eso no odia ni al ladrón ni al adúltero, sólo hacer ver el pecado

Por lo anterior, en este acto manifiesto e informo que no he expresado o realizado el acto discriminatorio del cual se me acusa, lo único que he realizado y acepto, es haber hecho uso de mi libertad de expresión acorde con la doctrina católica, sin que se haya realizado, insisto, la declaración en forma discriminatoria o que incite al odio, violencia, rechazo, burla, injuria, persecución o exclusión en agravio de las personas pertenecientes a la diversidad sexual; por el contrario, he manifestado que la Iglesia no odia a las personas homosexuales o de diversos géneros, preferencias u orientaciones sexuales, sino que las ama y quiere su salvación

Es por ello, que acorde a la doctrina de la Iglesia Católica, existen diversos pecados, ente ellos, las prácticas homosexuales, pero, eso no implica que la Iglesia discrimine o no ame a las personas con atracción al mismo sexo, simplemente acorde a la doctrina moral de nuestra fe, se orienta a las personas que puedan vivir en pecado por diversas circunstancias, ya sea por robo, homicidio, adulterio, etcétera, a efecto de que realicen un examen de conciencia, se arrepientan y se conviertan. Lo cual es misión propia de la Iglesia.

Por otra parte, es menester señalar que, la queja realizada en contra de quien suscribe, tiene como fuente una publicación a través de un portal de internet, sin que esto sea prueba suficiente para acreditar o demostrar que realicé algún acto discriminatorio al respecto, pues carece de todo valor jurídico probatorio.


No debe soslayar este Consejo que, la Iglesia tiene personalidad jurídica y normatividad interna propia, la cual está debidamente registrada y reconocida por el Estado Mexicano, a través de la Secretaría de Gobernación, Dirección General de Asociaciones Religiosas y Culto Público, esto por disposición expresa en los artículos 24 y 130 de la Carta Magna; 6 de la Ley de Asociaciones Religiosas y demás leyes reglamentarias, la cual insisto, autoriza la normatividad interna, destacándose por su importancia y trascendencia a nuestra religión el Catecismo y el Código de Derecho Canónico, mismos que se encuentran debidamente registrados y reconocidos por las autoridades, y las cuales permiten un marco de referencia para ejercer plenamente NUESTRA LIBERTAD DE CREENCIAS.

En tal sentido, el Código de Derecho Canónico y el Catecismo, se encuentra dentro los ordenamientos de la religión que profeso, por ende, al ser ministro de culto de la Asociación Religiosa denominada “Arquidiócesis Primada de México”, me encuentro en pleno derecho de manifestar conforme mi libertad religiosa y con base en mi fe, sin ser objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa por la manifestación de dichas ideas religiosas, siendo que el Estado Mexicano deberá garantizar mis derechos y libertades en materia religiosa, de conformidad con el artículo 2 de la Ley de Asociaciones Religiosas.

Lo anterior, no implica que el suscrito no sea respetuoso de las personas y derechos humanos, por el contrario, he manifestado que la Iglesia ama a todas las personas por igual, y ésta como madre, quiere la salvación de todos.

Bajo esta tesitura, informo a ese Consejo que no he realizado los actos discriminatorios que señala el quejoso, es claro que lo único que he realizado, es ejercer el irrenunciable derecho de libertad de expresión, en relación con el de libertad de creencias, acorde a la normatividad que se encuentra debidamente registrada ante el Estado Mexicano.

En consecuencia, la queja interpuesta por JAIME LÓPEZ VELA carece de sustento y debe de dictarse el acuerdo de no discriminación, en términos del artículo 78 de la Ley Federal para Prevenir la Discriminación.
Por lo anteriormente expuesto y motivado;

Atentamente solicito al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación:

PRIMERO.- Tener por rendido el informe en tiempo y forma legales

SEGUNDO.- Tener por autorizados a los profesionistas que se enuncian en el proemio del presente libelo, así como el domicilio para los fines antes precisados.

TERCERO.- Con las manifestaciones aquí vertidas, en su momento oportuno determine que no existen actos discriminatorios y se emita la resolución correspondiente.



HUGO VALDEMAR ROMER

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
El Normativo Noticias © 2011 | Designed by RumahDijual, in collaboration with Online Casino, Uncharted 3 and MW3 Forum