Acompañamiento, solidaridad y oración sobre la Segunda Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Veracruz

miércoles, 20 de julio de 2016


Cáritas Mexicana

Del 15 al 29 de julio se lleva a cabo la Segunda Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Veracruz. Como Iglesia católica acompañamos a este número importante de familias que buscan a sus seres queridos en diferentes lugares, como hospitales, morgues, cárceles y fosas clandestinas.

Como obispo responsable de la Dimensión Episcopal de Justicia, Paz, Reconciliación, fe y política quiero expresar a los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Xalapa, a la Coordinación Nacional de la Brigada de Búsqueda, a la Red de Enlaces Nacionales y a las Familias de los Desaparecidos en Veracruz mi cercanía, oración, acompañamiento y solidaridad. Además, envío un fraternal saludo a la Diócesis de Córdoba y a las Parroquias de Amatlán de los Reyes y de Paso del Macho, por acoger a la brigada y a todos los familiares de personas desaparecidas que tanto nos necesitan en medio del dolor y la angustia. 

Del 15 al 29 de julio se lleva a cabo la Segunda Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Veracruz. Como Iglesia católica acompañamos a este número importante de familias que buscan a sus seres queridos en diferentes lugares, como hospitales, morgues, cárceles y fosas clandestinas.

En el mes de abril de este año, se llevó a cabo la Primera Brigada de Búsqueda en la entidad, localizándose en diferentes puntos restos humanos, que aún están siendo procesados por las autoridades; a su regreso la brigada decidió volver con un mensaje de paz y esperanza para las familias de personas desaparecidas en Veracruz, expresando su solidaridad y cercanía con todas las personas que han perdido a un ser querido en esta tragedia humanitaria.

México vive una gran crisis humanitaria en la que, según el Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas, hay, a nivel nacional, al menos 27 mil 659 personas desaparecidas entre 2007 y 2015, que se suman a otras dramáticas cifras de ejecuciones extrajudiciales, feminicidios y otros delitos.  El drama que enfrentan las familias de personas desaparecidas es muy grave, la incertidumbre de no saber dónde están sus familiares, si están vivos o muertos, si están pasando hambre, frío o sed los mantiene en una situación de gran dolor, que se acrecienta cada día que pasa sin que se sepa sobre su paradero.

México debe hacer frente, con sensibilidad y seriedad a este problema y sanar esta herida tan abismal. Reconocemos el esfuerzo que el gobierno está haciendo en la materia, no obstante, señalamos que se deben seguir buscando las condiciones legislativas, institucionales y presupuestales para dar cumplimiento a los derechos de las familias de los desaparecidos, sobre todo, los derechos a la verdad, a la justicia y a la reparación del daño y el compromiso de que nunca jamás se repitan hechos semejantes. De no atenderse, la crisis de derechos humanos que atraviesa el país, se puede profundizar y complicar. El Estado ha de atender responsablemente y no eludir su responsabilidad. 

A los familiares de los desaparecidos les expreso que en su caminar no están solos, cuentan con el respaldo, la oración y la solidaridad de la Iglesia en México, pedimos al Espíritu Santo les llene de consuelo, fuerza, esperanza y les animo a todos, por doloroso y complejo que parezca el camino, a buscar y a encontrar en sus iglesias particulares el acompañamiento espiritual, psicosocial, pastoral y jurídico que requieren. Desde hace seis años, de manera más explícita, la Iglesia en México ha asumido el compromiso de construir la paz, a través del acompañamiento integral a las víctimas de las violencias en el país. Por ello, pido a todas las Parroquias de México, a ser misericordiosas y acoger a sus hijos e hijas y acompañarles en su incansable búsqueda.

Hago, además, un llamado a la sociedad de Veracruz y del País a estar atentos y a acompañar a la Segunda Brigada Nacional y a solidarizarse de todas las formas que les sea posible. El drama de los desaparecidos es también responsabilidad de la sociedad civil. Hoy más que nunca, México necesita ciudadanos comprometidos en la promoción y defensa de los derechos humanos, y mexicanos y mexicanas solidarios en la búsqueda de la justicia, la verdad, el perdón, la reconciliación y la paz.

A las autoridades competentes, les solicitamos que se tomen las medidas adecuadas para que la Brigada pueda llevar a cabo su labor, que de suyo es muy dolorosa, para que cuenten con la seguridad, la garantía de su vida y su integridad, así como el acompañamiento que se requiere.

Con mi oración, cariño y bendición.

En Cristo, nuestra Paz

+ Carlos Garfias Merlos
Arzobispo de Acapulco y responsable de la Dimensión de Justicia, 

Reconciliación, Paz, Fe y Política

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
El Normativo Noticias © 2011 | Designed by RumahDijual, in collaboration with Online Casino, Uncharted 3 and MW3 Forum